Obediencia

El experimento de Milgram

…”el 65% de los sujetos que participaron como “maestros” en el experimento administraron el voltaje límite de 450 a sus “alumnos”…

…”un análisis de todos los experimentos de este tipo realizados hasta entonces (1999) concluyó que el porcentaje de participantes que aplicaban voltajes notables se situaba entre el 61% y el 66% sin importar el año de realización ni la localización de los estudios.”

…”el 84% de participantes dijeron posteriormente que estaban “contentos” o “muy contentos” de haber participado en el estudio y un 15% les era indiferente”

…”Ninguno de los participantes que se negaron a administrar las descargas eléctricas finales solicitaron que terminara el experimento (que se dejaran de realizar ese tipo de sesiones) ni acudieron al otro cuarto a revisar el estado de salud de la víctima sin antes solicitar permiso para ello”

…”La cuestión surge para saber si hay conexión entre lo que hemos estudiado en el laboratorio y las formas de obediencia que hemos condenado de la época nazi.”

…”Un sujeto que no tiene la habilidad ni el conocimiento para tomar decisiones, particularmente en una crisis, transferirá la toma de decisiones al grupo y su jerarquía” (me suena familiar)

…”la esencia de la obediencia consiste en el hecho de que una persona se mira a sí misma como un instrumento que realiza los deseos de otra persona y por lo tanto no se considera a sí mismo responsable de sus actos.”

…”cuando la cercanía física de la víctima era incrementada, la obediencia del participante decrecía, cuando la distancia física de la autoridad era mayor, la obediencia del participante incrementaba” (¡vivan los drones!)

…”En un experimento reciente donde se usó una simulación de computadora en lugar de un aprendiz que recibía descargas, los participantes que administraban las descargas eran conscientes de que el aprendiz era irreal, pero aun así los resultados fueron los mismos.”

Por Dios, léelo en wikipedia y después estremécete con el vídeo del experimento original (minuto 20 en adelante).

 

Y para suavizar el momento una graciosa muestra de presión social e imitación,