La República de Texas

 

Un Estado libre, que no dependa de un Gobierno federal es el sueño de muchos habitantes de Texas. Gozan de una independencia evidente en cuanto a desarrollo, industria e incluso con su propia Constitución. Están en contra de un Gobierno federal, tirano y corrupto.

“El territorio de Texas correspondía al antiguo distrito de Béjar, que fue parte de Coahuila y Texas hasta 1835. Después de su independencia, Texas reclamaba como su territorio todas las tierras al norte del río Bravo, es decir, parte de Nuevo México, Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas.

La frontera oriental de Texas con los Estados Unidos fue la definida por el Tratado Adams-Onis entre Estados Unidos y España en 1819. Las fronteras sur y occidental fueron disputadas con México durante toda la vida de la república texana, en primer lugar porque México nunca la reconoció como Estado independiente, y en segundo lugar porque sus reclamaciones territoriales no tenían sustento histórico.

La decisión de los texanos de anexarse a Estados Unidos causó una protesta por parte del gobierno de México. Washington apoyó las reclamaciones territoriales de Texas y entró en guerra con su vecino del sur en 1846.”

Wikipedia