Amazon’s Sneakernet

 

“Sneakernet es un término informal que describe la transferencia de información electrónica, especialmente los archivos de computadora, moviendo físicamente medios extraíbles, como cintas magnéticas, disquetes, discos compactos, unidades flash USB o discos duros externos de un ordenador a otro, en lugar de transmitir la información a través de una red informática.

Se pueden utilizar cuando las redes informáticas son prohibitivamente caras de mantener para el propietario, en entornos de alta seguridad donde sea necesario un control manual, para compartir información entre redes con diferentes niveles de autorización de seguridad, cuando la transferencia de datos es poco práctica debido a limitaciones de ancho de banda, cuando un ordenador portátil externo es incompatible con la red local, o simplemente cuando dos equipos no se encienden al mismo tiempo o carecen del cableado de interconexión correcta.

Ley de Hartley: el rango máximo de tranferencia de datos de un enlace físico de comunicación es proporcional a su ancho de banda.

Desde una la óptica de la teoría de la información, las sneakernets pueden lograr gran rendimiento, pero sufren de alta latencia. El rendimiento de la red es directamente proporcional al tamaño del archivo(s) transmitido. La latencia se basa en la cantidad de tiempo que se tarda en procesar completamente la solicitud de información. Ésta incluiría el tiempo que se tarda en escribir en los medios de almacenamiento y el tiempo de viaje desde el punto A al punto B.

Por ejemplo: Alice pide a Bob que le envíe un DVD (4,7 GB). A través de Internet, la latencia para la solicitud de archivo puede ser milisegundos, pero a una modesta banda ancha de velocidad de descarga de 50 kb/s, le puede llevar hasta un día completar la transferencia. Por otra parte, Bob podría grabar un DVD y entregárselo a Alicia en una hora. La latencia fue de una hora, pero el rendimiento de la transferencia es aproximadamente igual a una velocidad de transferencia de 1305 kb/s.

La capacidad teórica de un Boeing 747 lleno de discos blu-ray es 595,520,000 Gigabytes, lo que resulta en 245.829 Gbit/s en vuelo de Nueva York a Los Ángeles.”

Wikipedia

Comprendido lo anterior, aparece Amazon aplicando la máxima de Andrew S. Tanenbaum (Prentice Hall; 4 edition August 19, 2002): “Nunca subestimes el ancho de banda de una camioneta llena de cintas a toda velocidad por la carretera”.

 Amazon está redefiniendo este concepto con su dispositivo de transferencia de datos Snowball, dirigido a grandes usuarios de Servicios Web de Amazon.

Así es como funciona: los usuarios piden un Snowball a través de la consola AWS. El hardware en sí es una caja de 50 libras que puede albergar hasta 50 TB de datos. Un mensajero se lo entrega, conectan su puerto Ethernet de 10 Gbps a su red y a transferir sus datos. La Snowball va a cifrar el flujo de datos sobre la marcha, y cuando finalice, la pantalla de tinta electrónica lateral mostrará automáticamente una etiqueta de envío para la facililty AWS correcta. Al acabar, llamas a Amazon, que te lo recoge por mensajero y en unas horas lo conecta a su nube S3.

La carcasa es a prueba de falsificaciones y el dispositivo puede soportar choques de hasta 6G de aceleración. Los datos se aseguran mediante el cifrado de 256 bits respaldado por un módulo de plataforma segura. Las claves de cifrado son gestionadas por los usuarios y nunca se almacenan en el dispositivo.

Los clientes pagarán 200$ por cada puesto de trabajo de transferencia de datos, más los gastos de envío, que obtiene una Snowball en el sitio hasta por 10 días. Un cargo de 15$ por día se aplica más allá de esa ventana. Amazon no las tiene a la venta, sin embargo.

A propósito, unas risas sobre estos asuntos:

Fuente: microsiervos