¡Y, por fin, en tu mesa!

 

Se estaba haciendo esperar, pero por fin está en nuestras mesas, sal de colores, con regusto a cocacola, fanta o lejía, con todas las propiedades saludables de los hidrocarburos plásticos. Los disfrutamos en nuestras playas, los admiramos en los más remotos y paradisíacos rincones del mundo, nos deleitamos al probar el pescado que directa o indirectamente vive del placton que los consume y ahora aparecen de la forma más simple en nuestra mesa, en el condimento más común de la humanidad. Podría tratarse de la primera intoxicación alimentaria a escala planetaria.

 

 “Se han encontrado microplásticos en mares de todo el mundo. Nuestra hipótesis es que las sales del mar podrían contener microplásticos, porque son suministradas directamente por el agua de mar. Para poner a prueba nuestra hipótesis, hemos recogido 15 marcas de sales marinas, sales lago y sales de roca de los supermercados en toda China. El contenido de microplásticos era 550-681 partículas/kg en sales marinas, 43-364 partículas/kg en sales de lago y 7-204 partículas/kg en sales de roca. En sales marinas, los fragmentos y las fibras fueron los tipos frecuentes de partículas en comparación con pellets y sábanas. Los microplásticos que miden menos de 200 micras representaban la mayoría de las partículas, que suponían el 55% de los microplásticos totales, y los microplásticos más comunes en sales marinas fueron el tereftalato de polietileno, seguido de polietileno y papel celofán. La abundancia de microplásticos en sales de mar fue significativamente mayor que en sales de lago y sales de roca. Este resultado indica que los productos del mar, tales como sales de mar, están contaminados por microplásticos. Según creemos, este es el primer informe sobre la contaminación microplástico en productos del mar abióticos.”

 Microplastic Pollution in Table Salts from China (full article)